Ha llegado un momento en que ya no pretendemos ser felices, con "estar" un poco mejor nos conformamos. Y es que estamos tan sometidos al estrés que ni siquiera distinguimos la presión con la que vivimos. Y no somos conscientes de que podemos alcanzar un grado importante de felicidad cuando nos acercamos a la armonía.
El estrés, actualmente, es el "desgaste" producido por los procesos de adaptación a los acontecimientos y a los cambios que se presentan.
En este taller pretendemos volver a nuestras raíces para vivir tal como fuimos concebidos. Felices, en paz, gozando de buena salud y en equilibrio con nuestro entorno. No "es" lo que vivimos es "cómo" lo vivimos. La percepción
Hay que saber dónde está el estrés, entender el miedo como un instinto de supervivencia, y dejar de hacer visualizaciones temerosas que nos llevan al desequilibrio y la enfermedad. Tenemos que ordenar la mente y pensar que la realidad absoluta de los hechos no existe.
La tensión y el estrés debilitan el sistema inmunitario y con ello se incrementa la posibilidad de que pueda desarrollarse una enfermedad oportunista o un desorden inmunitario.
Esta tensión se caracteriza por una falta de contacto con lo sagrado. Y no contar con un código de comportamiento moral. Esto nos causa muchos conflictos.
Cuando el espíritu está alterado y estamos resentidos, los temores y preocupaciones dan lugar a ansiedad crónica. Una falta de sentido en la vida puede conducir a una depresión. Los síntomas visibles están en el cuerpo físico pero la tensión parte del espíritu.
Cuando se practica la relajación en combinación con un sistema personal de creencias, aumenta la capacidad interior de combatir la tensión, resolver problemas y mejorar la capacidad mental.

 

CADA UNO ES INDIVIDUAL
PERO HAY OTROS TALLERES
Respira y afloja
Descansa y relaja
Tu diálogo interno efectivo
Concent. pensm. positivo
Camina por la vida
Haz frente al estrés
Medita fácilmente
Vivir en libertad


Notas y orden de los talleres - Resumen de los talleres